EBECC logo
EBECC logo
EBECC logo
EBECC logo



Programs at EBECC

Historia de Maribel - Estudiante de inglés

Maribel es una mujer Salvadoreña de 34 años de edad que vino a los Estados Unidos hace 11 años. Se casó en los Estados Unidos y tuvo tres hijos quienes tienen ahora 9, 7 y 3 años de edad respectivamente. Aunque Maribel vino a los Estados Unidos sin los documentos de inmigración necesarios, actualmente tiene Estatus de Protección Temporal (TPS) con la ayuda del EBECC (a través del Programa de Servicios de Inmigración en EBECC) luego de los terremotos ocurridos en el Salvador hace cinco años atrás. Como resultado de este estatus, Maribel obtuvo un permiso de trabajo el cual le otorga el derecho legal a tener un trabajo en los Estados Unidos. Ella trabaja limpiando oficinas en el edificio John Hancock, mientras su esposo trabaja como panadero en la empresa Pillsbury en Chelsea.

A pesar de sus muchos años de residencia en East Boston, Maribel nunca tuvo la oportunidad de estudiar inglés debido a la responsabilidad de atender a sus hijos. En el proceso cuando aplicaba para el TPS a través de EBECC, ella tuvo conocimiento del programa de inglés, el cual ofrece el servicio de cuidado de niños gratis durante las clases. Ella inmediatamente se registró en el curso y a finales de octubre empezó a asistir a las classes de inglés del Nivel 1 mientras le cuidaban a su hijo menor.

Maribel progresó mucho. A pesar de que Maribel no había estudiado mucho en El Salvador, ella aprendió mucho en la clase de inglés y se sentía muy feliz con sus logros. Gracias a su esfuerzo, Maribel logró mejorar mucho sus habilidades tanto de hablar y entender como de leer y escribir el inglés. Durante el último día de clase, la profesora le preguntó a Maribel que cual era  “el logro” del cual ella se sentía mas orgullosa. Maribel respondió:

“Cuando mis compañeros de trabajo se acercaban a mi para conversar un poco, una cortina cubría mi mente y entraba en pánico. Me quedaba sin palabras, “No hablo Inglés” era lo mas rápido que decía y  me protegía a mi misma de sentirme avergonzada. Pero ahora tengo más confianza en mi misma. Yo ahora los escucho, trato de no entrar en pánico y trato de contestar sus preguntas. La semana pasada, de hecho tuve el coraje de iniciar una conversación con uno de mis compañeros de trabajo. Ella me preguntó como se saludaba en español. También estuve conversando con una señora mayor en la lavandería. Nos habíamos visto mucho la una a la otra por muchos años pero nunca habíamos hablado. Bueno, la semana pasada nosotras hablamos por primera vez. Indicábamos cosas y nos enseñamos la  una a la otra las palabras en español e inglés. No siento el miedo de intentarlo ahora. "    
 

 


Programs at EBECC

 

 

United Way of Massachusetts